Comunidades de Vida

 

 

Comunidad Misionera – Vida en gracia - Santo Domingo Tandil

 

Santo Domingo Tandil, es una comunidad de comunidades, animada por laicos cristianos, de confesión católica y espiritualidad dominicana.

La organización básica de la convivencia en Santo Domingo es la Comunidad, entendiendo por tal la definición de San Agustín de Hipona como: El espacio de “rezar juntos, pero también hablar y reír juntos.  Intercambiar favores, leer juntos libros bien escritos.  Estar juntos bromeando y juntos serios. Estar a veces en desacuerdo para reforzar el acuerdo habitual. Aprender algo unos de otros o enseñarlo los unos a los otros.  Echar de menos a los ausentes con pena, acoger a los que llegan con alegría y hacer manifestaciones de este estilo y del otro, chispas del corazón de los que se aman y atraen, expresados en el rostro, en la lengua, en los ojos, en mil gestos de ternura, y cocinar los alimentos del hogar en donde las almas se unan en conjunto y donde varios no sean más que uno”.

 

 

 

Forma básica:

Las Comunidades de Vida en Gracia constituyen la forma básica de organización de las Comunidades de Santo Domingo. En ellas, tanto a los jóvenes, los jóvenes adultos, los adultos, les importa primero el SER antes que el HACER. Las Comunidades son las que envían, de ellas es de donde se sale a PREDICAR y a donde se llega luego de PREDICAR.

Estas Comunidades constituyen la organización básica para: la incorporación de nuevos miembros al espíritu de Santo Domingo (preparación de novicios), apoyan y facilitan la organización material de los Equipos de Misión rural y urbana, geográfica y cultural, de los Equipos de Auxiliares de Encuentros (Cenáculo, Galilea, Babylon, Jordán, Desierto, Samaría, Jericó, Hogar), y la organización práctica de los Apoyos a todas las actividades de predicación y la organización material de las Misiones.

Cada Comunidad se gobierna con un Prior y SubPrior en lo que hace a su vida interna. De ordinario, los Priores y SubPriores de las Comunidades de jóvenes se reunirán como la Comisión los Adultos, las de jóvenes adultos como Comisión de Jóvenes Adultos, y las de adultos como Comisión de los Mayores. Todas las Comisiones conformarán el Consejo de Vida en Gracia local. Los Asesores del Consejo de Vida en Gracia podrán autorizar a que, de forma temporaria, participen de las Comisiones personas designadas (no electas) por ser Animadores y Campanilleros de los distintos proyectos apostólicos.

 

 

 

Número mínimo para su gobierno:

Las Comunidades de Vida en Gracia, cuando alcanzan un número mínimo de seis varones y seis mujeres adquieren el derecho de, en la fiesta de Santo Domingo, votar por su Prior (el más votado) y Sub-Prior (el más votado de sexo distinto al Prior). La última palabra corresponde a la Comisión Directiva, que definirá de entre los tres candidatos más votados de cada sexo. Votarán sólo los vocales de esa Comunidad, es decir los que llevan un año o más (habiendo realizado su noviciado) y han cumplido tres meses desde que fueron aceptados como miembros de esa comunidad. Podrán ser votados los miembros con más de dos años en algún proyecto de Santo Domingo Tandil.

Cada Consejo incorporará a los electos en toda reunión que realice durante los meses de agosto y septiembre. Los miembros entrantes comenzarán a sesionar con voz y sin voto solamente durante los meses de agosto y septiembre. Al finalizar septiembre se retirarán los miembros salientes y los electos para ese período adquirirán pleno derecho (voz y voto).

Las comunidades así constituidas serán gobernadas por su propio Prior y SubPrior, pudiendo comenzar a tomar decisiones a partir del momento de su envío como tal.

Las comunidades con menos miembros serán coordinadas por un Animador o Asesor designados hasta que puedan alcanzar el número mínimo de miembros votantes (“vocales”).

 


 

Cuidar a nuestros laicos:

Los Priores y Asesores pondrán su mayor empeño para que los miembros de su Comunidad vivan la vida en busca de la madurez humana y crecimiento en los estudios profesionales, evitando que los miembros de su Comunidad repitan innecesariamente las mismas responsabilidades, aunque sean distintas Misiones geográficas, Cenáculo, Galilea, Babylon, Jordán, Desierto, Samaría, Jericó, Hogar. Cuidarán también de no tomar nuevas Misiones (rurales, urbanas, culturales) de los encomendados por la Asociación hasta que el número de los que llevan más de un año en la Comunidad lo permita.

En las comunidades se brindan distintos servicios y a cada servicio debe corresponder un responsable de oficio, para que ese servicio se brinde bien. Cada comunidad puede crear los oficios necesarios de acuerdo a los servicios que quiere prestar, pero hay oficios que están preestablecidos. Estos son:
Animador: Persona designada (no electa) para ser cabeza de un proyecto misionero: Es el responsable ejecutivo de un proyecto de predicación concreto: Hogar Misionero, Cenáculo o Programa de radio (si se realizara) que lleva el ritmo de la acción.
Auxiliar: (no “Asistentes”) Laico que se hace responsable de acompañar a un grupo durante y luego de un Encuentro de Vida en Gracia, particularmente en los meses siguientes a su finalización, hasta que los participantes estén insertos en alguna comunidad cristiana. Todos los misioneros en misión geográfica son Auxiliares.
Auxiliar principal del animador: responsable del seguimiento de los horarios y único autorizado a contactar al Equipo de Exteriores además del Animador y los Asesores. Tiene que cuidar especialmente los detalles materiales, no sólo si hay sonido y pizarrón, sino si el sonido está conectado y el pizarrón limpio antes de comenzar una charla.
Campanillero: Es junto con el Animador responsables del buen aprovechamiento de las reuniones de preparación. Las mismas se harán en Santo Domingo o rotando por las distintas casas de los miembros del equipo.
Prior: Persona electa (no designada) para ser cabeza de comunidad: Primero entre pares, vela por la vida contemplativa, vida de estudio y vida comunitaria de su Comunidad, coordinando con otras Comunidades las acciones de predicación. En la Comunidad, el Prior será acompañado por otro miembro de otro sexo, de la misma Comunidad, que de ordinario no tendrá poder de decisión, sino consejo y se denominará “SubPrior”.
Otras terminologías relacionadas son:
Participantes: (no “Asistidos”) Quienes participan de las actividades de misión, sea esta geográfica o cultural.
Reencuentro de las Comunidades: (No “Ultreya”, porque no se trata de los Cursillos de Cristiandad que se iniciaran en España luego de la Guerra Civil, donde el nombre Ultreya se vincula a los peregrinos a Santiago de Compostela). Es un espacio horizontal para experimentar una o varias veces al mes, o en un momento especial del año que hay una comunidad mayor de la cual las Comunidades de Vida en Gracia son parte. Es esta una oportunidad de servicio a la sociedad y a la Iglesia (en él la vida común y la oración), y también la oportunidad de los novicios para conocer más profundamente nuestra Comunidad.
Reunión de Grupo: (no “patrulla”) Es el espacio humano de reflexión personal, diálogo y ejercitación de lo que luego se espera de las Comunidades (verdaderas “incubadoras vocacional” para aquellos que no venían de una Comunidad cristiana cuando hicieron el Encuentro).

 

 

Tabla de edades

Acceso al servicio

Comunidades
de Jóvenes menores
de edad


Comunidades
de Jóvenes
Adultos

Comunidades
de adultos

Asesor

Designan los Asesores de Santo Domingo Tandil de conformidad con el Presidente

25 o más años

30 o más años

40 o más años

Prior y SubPrior

Lo elige una Comunidad

16 a 19 años

19 a 29 años

35 o más años

Novicio de una Comunidad

Admiten el Asesor, Prior y SubPrior.
Para pasar de una Comunidad a otra, solo el Prior de la saliente y el de la entrante.

15 a 18 años

18 a 29 años

30 o más años

Animador y Campanillero

Designa el Consejo cuando 
encomienda un proyecto

16 a 19 años

19 a 29 años

30 o más años

Auxiliar

Luego que el Consejo encomienda un proyecto, eligen el Asesor de esa Comunidad, Prior, SubPrior, Animador y Campanillero

15 a 19 años

19 a 29 años

30 o más años

Participante de un retiro de Vida en Gracia

Admiten el Asesor, Animador y Campanillero

Cenáculo y Galilea:
16 a 18 años

Galilea, Babylon y Jordán:
18 a 29 años

Encuentro y Jornada:
30 o más años, en algunos casos jóvenes mayores que viven en pareja o son padres

 

 

Relación entre Comunidades:

Las Comunidades pueden tener miembros residentes en Tandil y miembros residentes en otras ciudades. El paso de una Comunidad a otra será acordado con el Prior de la Comunidad saliente, quien lo solicitará al Prior de la Comunidad entrante. El Prior es el responsable de remitir inmediatamente toda la información sobre estos cambios al registro de Santo Domingo Tandil, del mismo modo que el Animador de un proyecto apostólico debe hacerlo ni bien terminada la Misiones geográficas, Cenáculo, Galilea, Babylon, Jordán, Desierto, Samaría, Jericó, Hogar.

La base de las Comunidades es el SER y no el HACER, se predica de lo que se ha vivido en Comunidad. Siendo de una Comunidad, se puede participar de lo que otra Comunidad hace.

 

 

Relación con otras Comunidades:

La relación con otras Comunidades de Iglesia en las Diócesis donde estamos trabajando está confiada al Asesor de Vida en Gracia. En Diócesis donde no estamos trabajando están confiadas a la Comisión Directiva de la Asociación y en la jurisdicción de otras comunidades vinculadas a la Orden de Predicación al Asesor designado por el Prior Provincial de la orden de Predicadores. No podrá una Comunidad de la Orden de Predicadores de una localidad, intervenir en la vida de una Comunidad de la Orden de Predicadores de otra localidad, salvo mediante los mecanismos de coordinación intercomunitaria que pudiera establecer el Prior Provincial y su Comisión.

 

 

El Consejo de Vida en Gracia

"Vida en Gracia" es un espacio de predicación de La Palabra, de la familia dominicana, animada por laicos cristianos, de confesión católica y espiritualidad dominicana, desde su experiencia comunitaria de Dios en el estudio y la contemplación. Por ello, no es un movimiento, sino una acción de comunidades.

El Consejo está compuesto por los Priores y SubPriores de todas las Comunidades de Vida en Gracia reconocidas por la Comisión Directiva de la Asociación, su Asesor y el Asesor designado por el Prior Provincial de la Orden de Predicadores (padres dominicos) y por la Comisión Directiva de la Asociación.

Al Consejo de Vida en Gracia le corresponde la coordinación de las Comunidades de Vida en Gracia y resolver las cuestiones que afectan a más de una comunidad: la organización del Noviciado, la organización de la Formación permanente, los Reencuentros periódicos de las comunidades, los Reencuentros en Galilea, los Desiertos y la coordinación con los proyectos comunes.

 

 

Las Comisiones:

Las Comunidades se gobiernan con un Prior y SubPrior en lo que hace a su vida interna. Los Priores se reúnen mensualmente con el Asesor designado por la Asociación, conformando así las distintas comisiones (de jóvenes, de jóvenes adultos y de adultos) del Consejo de Vida en Gracia.

Los Priores y SubPriores, regularmente elegidos y confirmados, conformarán la Comisión de los Jóvenes, la de los jóvenes adultos o la de los adultos, según sea la edad de la mayoría de los miembros de su comunidad. El Asesor del Consejo de Vida en Gracia podrá preferir que las reuniones mensuales se hagan por Comisión, pero deberá provocar al menos tres reuniones plenarias de Consejo (todas las Comisiones) al comenzar un nuevo período, antes del Pre Capítulo y antes del Capítulo de Santo Domingo Tandil.

Luego de cada renovación parcial, la nueva Comisión elegirá al Moderador, Formador y Ecónomo hasta la siguiente renovación. Los Priores y SubPriores regularmente elegidos y confirmados conformarán la Comisión de los Menores.

Moderador: Facilitador de decisiones en un órgano de gobierno: Siendo la espiritualidad dominicana, también una espiritualidad de gobierno, existen distintas instancias de decisión (Capítulo, Comisión, Secretaría, Consejos). La tarea del Moderador es facilitar que las reuniones sean convocadas regularmente (Calendario y horario de reuniones), que los asistentes sepan qué temas se tratarán en ella (Orden del Día) y que lo resuelto (no el detalle de lo discutido) quede aclarado por escrito (ACTA). En algunos Ejes o Capítulos, el Moderador podrá ser acompañado por otro, que no tendrá decisión, sino consejo y se denominará “socio del moderador”.
Formador: Facilitador del crecimiento en la madurez humana, la doctrina cristiana y la espiritualidad dominicana para toda la Comunidad. Es conveniente que trabaje como Equipo con un Formador (o Maestro de novicios) de cada Comunidad.
Ecónomo: Facilitador de la administración de los bienes materiales de la Comunidad, responsable de presupuestar las actividades y cuidar que no falten los recursos suficientes para su realización regular, particularmente en lo relativo a la alimentación y seguridad de los participantes. Debe cuidar que se actualicen los registros y seguros correspondientes. Es conveniente que trabaje en Equipo con un Ecónomo de cada Comunidad.

Cada Comisión tendrá uno o dos Asesores, designados en conformidad con el punto 4 de este Reglamento Interno.
Los Asesores son Clérigos o laicos, mayores de 25 años, que han sido designados por la Comisión Directiva para acompañar un órgano de gobierno o un Equipo de Auxiliares, y son los únicos que pueden intervenir en las cuestiones propias de los adultos. En algunos órganos, equipos y proyectos, el adulto Asesor podrá ser acompañado por otro adulto, que no tendrá decisión sino consejo, y se denominará “Socio del Asesor”. Otros adultos, clérigos o laicos que participan de la actividad, no son por ello Asesores, y tendrán las funciones que el Asesor les fije.

Los distintos órganos no sesionan  válidamente si antes no se ha citado a todos los miembros con un orden del día escrito, si falta la presencia del Asesor, o más de la mitad de los miembros, y si terminada la reunión no se labra un acta que detalle: la fecha de reunión, los presentes y ausentes y las decisiones alcanzadas. A fin de evitar confusiones, no podrán consignarse en el acta los debates, o cuestiones no resueltas.
 
Las Comisiones de Vida en Gracia están compuestos por los Priores de las Comunidades de menores o mayores que han sido electos para desempeñar el Oficio de Prior y SubPrior de su respectiva Comunidad de Vida, quienes durarán en sus oficios un año y son reelegibles por no más de tres períodos consecutivos, y por no más de dos asesores adultos. La Comisión Directiva decidirá qué encargos deben integrarse cada año. A los efectos de la reelección se consideran períodos sucesivos el de un SubPrior luego Prior y viceversa. Podrán invitar a los Animadores de un proyecto apostólico en particular, a integrarse alguna de las Comisiones, sólo durante el tiempo de reunión estrictamente necesario.

Cada Comisión decidirá las cuestiones relativas a sus propias Comunidades de Vida en Gracia locales. Las decisiones relativas a los Asesores, los adultos que acompañan a las distintas Misiones urbanas o rurales, Encuentros en el Cenáculo, Encuentros en el Jordán, o ReEncuentros en Galilea y los jóvenes de otra Comunidad de Iglesia, serán decididas por el Asesor. No podrá invitarse a miembros de otras Comunidades de Iglesia si no es a través del diálogo del Asesor del Consejo de Vida en Gracia, con el Asesor de la otra Comunidad eclesial, a fin de evitar que un deseo de invitar a la participación pudiera producir una injerencia indebida en otras Comunidades Eclesiales.

El Asesor de Vida en Gracia podrá, con permiso de la Comisión Directiva, asistirse por uno o varios Asistentes de Vida en Gracia (por ejemplo, para mayores, para jóvenes mayores de edad, para jóvenes menores de edad).
El Asesor le fijará un horario coincidente con la totalidad de los ReEncuentros de las Comunidades (o los de esa edad), siendo responsable de estar presente durante las dos horas en las que se lleva adelante el ReEncuentro de las comunidades. También deberá seguir el Itinerario de formación propuesto por la Comisión de Jóvenes en coordinación con el Formador de la Comisión y los Formadores de sus Comunidades, y detectar las necesidades de esas comunidades para elevar a la Comisión correspondiente. Asistirá externamente la totalidad de los Encuentros de Vida en Gracia realizados para esa edad, realizando la reserva y pago de la Casa de Retiro; preparando el listado y cuidado de los materiales de Santo Domingo Tandil que se utilizan para  el Encuentro; listado de necesidades materiales (librería, comida) y realizando las compras, en conformidad con el Ecónomo de la Comisión.

Es responsable del cuidado de los espacios en donde se desarrolla la actividad y de la organización de la Casa de Oración, asistiendo en la preparación del material que utilizarán los chicos. Respecto de los Encuentros y Misiones, asiste al Asesor designado aportando material y asesoramiento, y al equipo de apoyo en la confección del cuadrante, control de fichas, y el envío de fotos y otros datos a la Recepción de Santo Domingo Tandil.   

Los proyectos que se realizan en una jurisdicción eclesiástica distinta de la correspondiente a cada comunidad deberán ser aprobados por Comisión Directiva. Un proyecto misionero concluye porque la Iglesia local que nos llama así lo decide, porque la Comisión Directiva así lo decide, o porque la Comunidad en diálogo con esas dos realidades anteriores cree conveniente discontinuarlo. Cualquiera sea el caso, es muy importante que antes de concluir una misión se trate de dar a la comunidad el horizonte de por dónde se continuará misionando.

FUENTE: Reglamento Interno; Punto X, páginas 43-46.

 


Promover al ser humano como obra de Dios, desde la educación y el desarrollo, acompañando todas las etapas de la vida.

 

 


Enseñanza personalizada, educación en valores y bilingüismo marcan el estilo del Colegio Santo Domingo en la Sierra.

 


Comunidad educativa de alumnos, graduados y maestros que procuran el pleno desarrollo de cada uno de sus miembros.